Elegir correctamente los estudios puede ahorrarte mucho tiempo y dolores de cabeza en el futuro, además de ofrecerte la posibilidad de autorealizarte profesionalmente.

    Da mucha pena ver a esa gente que va a trabajar los lunes como si fuera al matadero. Así que si no quieres ser una de ellas el día de mañana, conviene que te hagas una serie de  preguntas, como: ¿Estoy satisfech@ con lo que estoy estudiando? ¿Me identific@ con el área de conocimiento? ¿Coincido en ciertos puntos de vista o intereses con mis compañer@s de estudios? Si estas preguntas son positivas, tienes muchas posibilidades de estar en el buen camino. A continuación te mostramos 10 señales que te indicarán si has elegido bien tus estudios en base tus habilidades, aptitudes y personalidad:

    1. Te sientes identificado

    Si estás estudiando algo que va contigo, que te lleva a una profesión con la que te identificas, vas por buen camino.

    2. Te gusta la gente con la que coincides

    Que te guste pasar tiempo con tus compañer@s es una buena señal, significa que se parecen a ti o que tienen tus mismas inquietudes y por lo tanto que estás en el sitio adecuado.

    3. Buscas información al respecto

    Sientes satisfacción por investigar y buscar información relacionada con tus estudios y muestras interés por aprender.

    4. Lo difícil parece sencillo

    Mostrar una habilidad excepcional o unas aptitudes más propicias ante ciertos problemas o retos es otra de las señales de que posees algo especial para realizar un trabajo o dedicarte a un ámbito en concreto.

    No quiere decir que no necesites esforzarte, sino que tienes mayor facilidad para dar con las soluciones o hacerlo de forma más eficaz y productiva.

    5. Hablas con amigos y familiares del tema

    Intercambias impresiones con amigos y familiares sobre experiencias y conocimientos hasta tal punto que incluso después del insti o la uni, las clases siguen siendo tema de conversación.

    6. Aprendes por iniciativa propia

    Estás al día de los temas relacionados con tus estudios y sobre todo con las expectativas del mercado laboral.

    7. Intuyes tus posibilidades de éxito

    La intuición es más poderosa de lo que pensamos y, en ocasiones, es bueno guiarse por ella para ver qué estudios o elecciones formativas nos pueden ayudar a conseguir lo que buscamos.

    8. Formas tu equipo de trabajo

    Hacer equipos de trabajo con tus compañeros para debatir y concebir ideas es una muy buena señal de que estás en el lugar adecuado y con las personas adecuadas.

    9. Por primera vez entiendes porqué vale la pena estudiar

    Porque la sensación de aprender cosas que te interesan es realmente genial. El problema está en estudiar sin ganas… pero si lo que estudiar te gusta y lo ves útil para tu futuro la motivación cambia por completo!

    10. No hay barreras entre a qué dedicas el tiempo de trabajo y tu tiempo libre

    Te da igual que sea lunes, viernes que sábado, porque siempre tienes ganas de dedicarle tiempo a esas lecturas o trabajos está claro que estás en tu vocación.

    Así que ya sabes, si cumples con bastantes de estas señales es que vas por buen camino. 👍

    Publicidad
    wavekup talleres autoconocimiento y orientacion vocacional banner 1